Encaje de bolillos

Filtros activos

  • Ancho o grosor: 5 cm

El encaje de bolillos es una técnica de encaje textil que consiste en entretejer hilos que proceden de una bobina. Conforme avanza el trabajo, se va sujetando con alfileres que se clavan en una almohadilla llamada mundillo. Los alfileres se clavan en un patrón determinado que tiene unos agujeritos en la almohadilla. Vamos a explicaros los materiales necesarios para poder realizar encajes de bolillos.

Comenzamos con el mundillo. Es donde trabajaremos. Esta pieza podemos ponerla sobre un cabellete, que será la mejor opción ya que es la forma más fácil de trabajar, pero también podemos apoyarla sobre una pared o sobre una mesa. Nosotros recomendamos el cabellete o soporte especializado para esto.

Luego tenemos el hilo de bolillo, podemos encontrarlo tanto en blanco como en negro como en diferentes colores, como ya saben pueden encontrar una gran variedad en Mercería Sarabia. 

Ahora hablaremos de todos los accesorios que os harán falta para realizar este trabajo.

Los alfileres de cabeza de cristal son ideales para los extremos ya que quedará un trabajo más redondeado. Los alfileres normales se utilizarán para el resto del trabajo.

El bolillo es el instrumento con el que haremos en sí el encaje. Se trata de un aparato de madera. El hilo se enrollará en la parte más fina que es la parte superior. Es necesario utilizar dos bolillos que sirvan como pareja.

Los separadores de bolillos serán vuestro gran aliado. Se utilizan para apartar los manojos de bolillos que molestan a la hora de realizar el trabajo, los hay de muchos tamaños.

Picadores, manipuladores de aguja, dudit, pasadores, dedales... todo esto es lo que requiere el encaje de bolillos. Aunque parezcan muchos instrumentos, os aseguramos que merece la pena contar con todo el material necesario para hacer unos trabajos de profesional.